EVALUACIÓN NUTRICIONAL O 5º SIGNO VITAL

INTRODUCCIÓN
La evaluación nutricional es importante tanto en pacientes sanos como enfermos para poder decidir el mejor plan de alimentación adecuado para cada paciente. Sin embargo, ésta no siempre se lleva a cabo de forma rutinaria, con lo que se pueden pasar por alto problemas causados por una nutrición deficiente o problemas susceptibles al manejo nutricional.
Recientemente se le ha dado un empujón a la evaluación nutricional al ser definida por la WSAVA (World Small Animal Veterinary Association) como el 5º signo vital (tras la evaluación de temperatura, pulso, respiración y dolor).

EVALUACIÓN NUTRICIONAL
La evaluación nutricional debe incluir un análisis de los factores relacionados con el animal, con el alimento y con el ambiente. Como resultado, debemos poder recomendar un plan nutricional (consistente en contestar qué, cómo y cuanto alimentar). El proceso es cíclico, ya que en la siguiente visita habrá que reevaluar la adecuación del plan y realizar los ajustes necesarios.
1)Preliminar (screening):
Esta evaluación se debe de realizar en todos los pacientes y consiste en identificar factores de riesgo. Si no se encuentra ninguno, aquí se termina el proceso. Si se encuentran factores de riesgo, se debe de proceder a una evaluación avanzada.
En este screening se incluyen aspectos del examen físico, de la reseña y de la historia clínica. En el artículo de WSAVA hay una checklist donde se puede marcar la presencia de factores de riesgo que hemos hallado en este examen preliminar. Aquí se exhiben algunos ejemplos de información que debe de recogerse en el screening.

a)Examen físico
a.Peso: nos da una medida objetiva del tamaño del paciente. Los pacientes deben de pesarse en cada visita y durante su hospitalización para tener un historial de pesos y detectar cambios (aumento o pérdida) de forma temprana. El peso también nos servirá para calcular las necesidades energéticas del paciente. Hay que tener en cuenta que el peso se puede ver afectado por cambios en el estado de hidratación u organomegalia y no nos da información sobre la composición corporal.
b.Condición corporal: es un sistema subjetivo semi-cuantitativo que nos permite evaluar el estado de engrosamiento de un animal. Existen varias escalas. La de 9 puntos desarrollada por Nestle Purina ha sido validada con una medida objetiva de grasa corporal (DEXA) tanto en perros como en gatos (4).
c.Evaluación masa muscular: es importante evaluar el estado de la masa magra corporal. Métodos objetivos son costosos y laboriosos, con lo que de momento no son útiles en la práctica clínica, con lo que se sugiere una escala visual y táctil donde se evalúa si la masa muscular es normal o hay ciertos niveles de atrofia (leve, moderada, grave). Los músculos más fácilmente evaluables son los temporales, los muslos y los epaxiales.

RESEÑA
Edad: pacientes muy jóvenes o geriátricos (o hembras gestantes o lactantes) tienen un riesgo más elevado de malnutrición.
Esterilización: animales esterilizados tienen más riesgo de sufrir problemas de sobrepeso.
Raza: algunas razas tienen más predisposición a problemas de sobrepeso o delgadez y de ciertas deficiencias nutricionales
Historia
Nivel de actividad
Número de mascotas en el hogar
Dieta: La información mínima a obtener sobre la dieta es la marca comercial y el nombre, y asegurarnos que es un alimento completo de una casa comercia de reconocido prestigio. Se debe proceder a una evaluación más detallada del alimento en pacientes que consumen dietas no completas, dietas caseras, dietas crudas o dietas vegetarianas (especialmente gatos).
Extras, snacks, chucherías
Método de alimentación: éste puede consistir en ad libitum (a voluntad) o racionado (por tiempo o por cantidad).
Avanzada

La evaluación avanzada se realiza cuando la presencia de factores de riesgo sugiere que estos pacientes pueden estar en riesgo de sufrir una enfermedad nutricional (causada por deficiencia o exceso de nutrientes o por un manejo inadecuado de la alimentación en su particular ambiente) o sufren de enfermedades que podrían beneficiarse de un manejo nutricional especial.
La evaluación avanzada incluiría aspectos como examen detallado de piel y pelo, preguntar por cambios en la ingestión de alimento, pruebas diagnósticas (hemograma, bioquímica sanguínea, análisis de orina, análisis fecal, análisis de nutrientes específicos) y evaluación del efecto de enfermedades y medicaciones sobre el estado nutricional (ejemplos: resección intestinal, uso de diuréticos, etc).
Debe de evaluarse en detalle el consumo de alimento (gramos por día, que se debe de convertir a kcal por día a ser posible) y se debe de comparar con las necesidades energéticas teóricas del paciente (MER, 5).

MER perros (kcal/día) =95-130 × 〖Peso (kg)〗^0.75
MER gatos (kcal/día)=100 × 〖Peso (kg)〗^0.67
MER gatos con sobrepeso (kcal/día)=130 × 〖Peso (kg)〗^0.4

En pacientes hospitalizados, estos deben de consumir como mínimo sus necesidades energéticas en reposo (RER, 6)

RER (kcal/día)=70 × 〖Peso (kg)〗^0.75

En pacientes consumiendo recetas caseras debe de evaluarse su adecuación. Se recomienda consultar a un veterinario especialista en nutrición para una evaluación detallada e identificación de posibles deficiencias y toxicidades (y re-formulación adecuada, si el propietario prefiere este tipo de alimentación). Las dietas vegetarianas son más arriesgadas, quizás el riesgo más importante es la deficiencia de amino ácidos esenciales (azufrados: metionina, cisteína y taurina). En gatos no cubren las necesidades mínimas en ningún caso. Las dietas crudas conllevan riesgos adicionales: contaminación con patógenos (riesgo para la mascota y las personas) y problemas asociados a huesos (rotura de dientes, obstrucción y rotura intestinal, constitución).

PLAN NUTRICIONAL
Consiste en decidir qué alimento se da al paciente, cómo se le da y cuánto, dependiendo de la evaluación nutricional. En pacientes con un screening que no muestra factores de riesgo, no hace falta realizar ningún cambio. En caso contrario, el plan se debe de ajustar para evitar la aparición de problemas o para el manejo de los problemas existentes.
Se debe de establecer un plan de monitorización individualizado, que siempre debe de incluir peso, condición corporal y índice de masa muscular, y que además puede incluir medidas adicionales (presencia o ausencia de signos clínicos, análisis de sangre u orina, pruebas de imagen, etc.).

Deja un comentario